Reflexiones

Él ha nacido bendito.

El amor está en vivir
en mirar cosas pequeñas
en reír aunque no puedas
en beberte la canción .

Yo descubrí el amor
de camino a París
y aunque estaba todo blanco
la belleza ganó al llanto.

Allá en Los Pirineos
en el tranvía en Lisboa
en el Valle de Viñales
en la Cascada en Soroa.

En el viento que despeina
mi abultada cabellera
en mis ganas de vivir
aunque sea una quimera.

En el abrazo del niño
que no es mi carga pesada
es futuro,es motor
aún cuando faltan ganas.

En mi Madre que pelea
quiere que sea perfecta
en ese beso que doy
en mi vida sin maletas.

Lo huelo,yo lo respiro
lo intuyo,lo necesito
no reniegue del amor
Él ha nacido bendito.

Yaneli Morales.

Anuncios
Reflexiones

ESTÁ SUMIDA EN SU LLANTO.

Está sumida en su llanto

y eso no le deja ver

los bellos atardeceres

y el sol al amanecer.


Hasta olvida que hay otros

que dependen de su risa

¿cómo no sentir la brisa?

¿cómo preferir desvelos?.


Ya sé que le dio usted todo

más eso no funcionó

no se culpe usted de nada

no es un problema de amor.


Las relaciones funcionan

cuando así lo quieren dos

y olvide a la costumbre

mejor busque en su interior.


A la costumbre se vence

enfrentándose a la vida

no escuchando cruel canción

ni abrazada a la nada.


La nada sólo conduce

a extrañar hirientes besos

y caer en tentación

y arrastrarse ante el recuerdo.


Si decidió abandonarle

es porque no le interesa

cómo puedo yo entender

que aún a usted la merezca.


Se valiente amiga mía

y ya borra ese pasado

detente pronto a pensar

no has perdido,has ganado.


Ahora a andar el camino

y luzca como esmeralda

como decía mi abuelo

el que se va no hace falta.


Yaneli Morales

Reflexiones

LE GANÉ A LO TANTRA. 

Pues sí,le gané a lo tantra

con el poder de mis besos

entregando el corazón

y desnudando mi alma.


Con la miel en los oídos

endulzando el aliento

mostrando mis sentimientos

olvidando las heridas.


Y sí, le gané a lo tantra

con infinita pasión

con paciencia,con desvelo

no conocía el amor.


Cantando mi poesía

como arrullo de mañana

e inspirando con miradas

el placer de mi figura.


Él me quería enseñar

lo que no era natural

no puedo falsificar

mis más bellos sentimientos.


Y con el paso del tiempo

con mucho amor conseguí

que el quiera morir aquí

y sí, le gané a lo tantra.


Yaneli Morales.