ESO.

No se intente engañar

yo conozco esa sonrisa

esa que usted disimula

la que intenta aparentar.


Se lo veo en su andar

entre más calla más dice

del amor las cicatrices

con el tiempo va a borrar.


Es un vacío que ahoga

una pena que no cede

una lágrima que hiere

un dolor que acongoja.


El callar lo que más duele

yo también le padecí

pero ahora estoy aquí

logré olvidar lo indeleble.


No intente ocupar la mente

mucho menos el corazón

sólo hable a la razón

mucho mejor si no miente.


Espero que sea valiente

y otra vez vuelva a reír

no tarde usted en despedir

eso que agacha su frente.


Yaneli Morales.

Anuncios

LA HABANA TUVE A MIS PIES.

Y volveré algún día

al sillón en la acera

al café que envenena

la brisa oliendo a mar.


Un piano en El GatoTuerto

la esquina llena de son

en un ladrillo un Danzón

a lo lejos veo el puerto.


Allá también serenatas

bajo un farol la mulata

de libros un vendedor

otra vez otra canción.


Viejo tiempo que no pasa

y a su vez que no alcanza

devorar viejas costumbres

ajena en la muchedumbre.


¿Si lo narro ya he vuelto?

ahora mismo recordé

La Habana tuve a mis pies

yo preferí volar lejos.


Aún me queda el consuelo

no todo anda perdido

regresar no es el camino

pero quedan los recuerdos.


Yaneli Morales.

CUANDO LA VIDA TE OBLIGA.

Cuando la vida te obliga

a graduarte con honores

en arenas movedizas

la batalla es continuar.


Se hace orden la maldad

por vaciarte los bolsillos

e intentar borrar tu brillo

de amiga,la soledad.


De las miserias se es eco

pero al tener paso firme

hundirte se hace imposible

te salva el no claudicar.


Te lanzas hacia el vacío

ellos celebran tu muerte

creen que pudieron contigo

tú descubres que estás vivo.


El temor te hace fuerte

nunca temas al temer

es el que te hará crecer

cuando todo esté perdido.


Tú sé tu mejor amigo

tu corazón tu diario

enfrentarte es tu aliado

sólo así podrás vencer.


Yaneli Morales.

ME HA PERDIDO USTED A MÍ. 

Gritando y haciendo alarde

que por infiel le perdí

me ha perdido usted a mí

por mentiroso y cobarde.


Mi piel en otra piel arde

en otro cuerpo me excedo

a otros labios yo deseo

y no me siento culpable.


A usted le recuerdo poco

a esta altura del partido

si le quise o fue fingido

ya no ha de preocuparme.


Me preocupa encontrarme

por usted yo me perdí

por ser fiel me confundí

un poco dejé de amarme.


No intente usted difamarme

no le queda nadie bien

quien habla de una mujer

por ella amor aún le late.


Ya yo rompí las cadenas

de otro hoy ya soy mujer

un placer volverle a ver

siga usted con su condena.


Yaneli Morales.