YA AMÓ.

Anuncios

YA NO ENGAÑA A SU MARIDO. 

Ya no engaña a su marido

ha olvidado al amante

en tacones,elegante

cargando con lo aprendido.


Si desea compra rosas

un buen libro,un buen vino

va encontrando el camino

cada día más hermosa.


Entendió que en falsedad

se muere más que se vive

se llora más que se ríe

ahora vive en libertad.


Cuando el fin es la maldad

y el principio una venganza

a lo primero te abrazas

por temor a claudicar.


Mas hay batallas perdidas

guerras que no se pelean

porque vivir dignamente

de la vida ardua tarea.


Entendió que a una traición

ni se olvida ni se perdona

cuando se ha sido señora

cuando has dado el corazón.


Ya no culpa al amor

el no es culpable de nada

sí él durmió en otra cama

a saber lo que ganó.


Porque a ella le ha perdido

y aunque todavía le piensa

el valor de una princesa

es más fuerte que el dolor.


Yaneli Morales.

ELLA.

La besó desde los pies

llegando hasta la cintura

sediento de la hermosura

de aquella bella mujer.


No por la falta de ganas

se desnudó de excesos

quería bajarle el cielo

aunque no era preciso.


La acarició suavemente

besó con loca ternura

no tocó la vestidura

se haría muy elocuente.


Él deseaba su alma

llegar a lo más profundo

deshacerse de su mundo

todo por aquella dama.


Esperando la mañana

para verle sonreír

no pudo apenas dormir

sólo observaba la cama.


Ella en silencio quedó

se hacía tan evidente

el amor dijo presente

se desató la pasión.


Entre las sábanas fucsia

no se dijo una palabra

hablaban alma con alma

se escuchaba un corazón.


De él mi mejor amigo

escucho esta narración

y yo muriendo de ganas

porque a mí no me escogió.


Yaneli Morales.