EL DESTINO

Hace poco menos de un mes me di a la tarea de hacer una encuesta entre alrededor de 40 000 personas, el tema ” El Destino”.

La pregunta era simple, ¿ Serías capaz de leer tu propio Destino?.

Yo con anterioridad respondí que sí, para mí no significa mayor problema; aún pienso lo mismo, no le veo misterio alguno.

Como era de esperar el arrollador 99 % contestó que no, algunas personas argumentaban, otras no, a secas.

El argumento era tediosamente repetitivo.El miedo, ese sujeto que es tan valioso como tan frustrante.

Para mí el miedo es aquel sentimiento que te salva la Vida pero que a la vez, si no eres capaz de superarle, te obliga a morir en Vida.

Sólo una fémina se atrevió de manera jocosa a responder que si, y respondió: yo lo leería ahora mismo, así me será más fácil cambiarlo.

Y nadie le contradijo, yo le di las gracias.

Este mundo es de los valientes, de los que apuestan por la Vida y de los que son capaces de construirse su propio Destino, aún cuando ya está escrito.

Yaneli Morales.

Anuncios

EL MIEDO A DESCUBRIRNOS.

Te preguntas por qué regresas una y otra vez.

Es una espina clavada, un tormento sin sentido , un cuchillo con mucho filo pero regresas.

Una vez más, allá, al dolor que hace que caigan tus lágrimas y envenena tus sentidos, al dolor que te alimenta el odio y de donde quisieras salir sin apenas haber tocado la puerta.

Es fácil pensar que algo te impulsa, que es sobrenatural, que es miedo, que es amor, cuando es realidad es cobardía.

Si alguien nos hace daño no podemos mencionar al amor, si alguien nos lastima tampoco, si alguien nos traiciona menos.

Porque perdonar en nombre del amor no tiene sentido.El amor no falla y entonces en nombre del amor no hay nada que perdonar.

Usted encuentre su camino y regrese las veces que haga falta pero entienda que no es ni será nunca en nombre del amor.

Asuma sus errores, su cobardía y quizás asumiendo entenderá que regresa por miedo a usted mismo; porque enfrentarnos a nosotros mismos cuesta mas que enfrentarnos a los leones.

El miedo a descubrirnos es el peor de los miedos.

Te preguntas por qué regresas una vez y otra vez.

Porque ya conoces el camino.

Yaneli Morales