El amor se mide.

El amor se mide por el brillo en la mirada. Mientras haya frío en tu mirada, habrá frío en mi alma.

Anuncios

ERAS UNA BALA PERDIDA.

Eras una bala perdida

alojada en mi corazón,

y yo lo sabía;

no es lo mismo,

saber que aceptar,

yo sabía que harías daño,

mucho daño,

que cada día,

te irías perdiendo más,

mucho más,

pero entre vivir y la duda,

vivir se vuelve fortuna,

porque el daño, se repara,

la duda lentamente mata.

Eras una bala perdida,

que me hirió

con cruel dolor,

que desarmó mi vuelo,

que cortó mis alas.

Pero nada es para siempre,

las heridas se curan,

y las balas si no matan,

se sacan.

Eras, hoy,

ni siquiera existes.

 

Yaneli Morales.