La sal de la vida.

La comida con sal sabe deliciosa, la comida sin sal es poco apetitosa. La vida con amor sabe deliciosa, la vida sin amor es horrorosa.

Entonces, una vez más intento explicar que el amor, es la sal de la vida. Y no duele, no hiere, no lastima.

Duele la falta de amor, pero sobre todo la falta de amor propio. Porque si usted es una comida sin sal, pocos van a querer probarla. Primero amese y luego emprenda la búsqueda maravillosa, con destino a encontrar, quien quiera compartir con usted, y edificar, el verdadero amor.

 

Yaneli Morales

 

Anuncios

Lecciones

Pase lo que pase.

Lecciones by Yaneli Morales

 Prefiere beber y beber,

esta vida ya no afana

ya se cansó de jugar

a ser la perfecta dama.

 

Ya no se ajusta el escote

fue a la basura el carmín,

a la roca un Johnnie Walker

renunciando a ser feliz.

 

Cuenta la felicidad

que ni siquiera lloraba,

cuando de ti no depende

hasta la fe sabe mala.

 

A una sola cosa se aferra

grita con entrecortada voz,

¡no renuncio a ser yo!

por más batallas que vengan.

 

Hoy todo es melancolía

no siento olor a jazmín,

aunque lo bello no encuentra

aún no ha llegado su fin.

 

Y como buena guerrera

con códigos y valores,

¡habrá que seguir luchando!

pero ya no quiere honores.

 

Tan sólo quiere ser libre,

el aire poder sentir,

ni mentiras, ni verdades,

exactamente es vivir.

 

Exquisito como un beso

si logras tus ojos cerrar

no dejes que las mareas

sean quien marquen tu andar.

 

Después de una larga pausa

su cabello recogió,

vuelven a brillar sus ojos,

es la presencia de Dios.

 

Y yo le tomé la mano,

aún sentía el nerviosismo,

le dije, toma el carmín,

alejate de este abismo.

 

Nunca más le he vuelto a ver,

pero aprendí dos lecciones,

el alcohol no ahoga penas,

ahoga a quien lo tome.

 

Y no hay mejor compañía,

que mi amiga soledad,

ella te enseña a quererte,

y a no temer naufragar.

 

Yaneli Morales.

Sigueme en Facebook e Instagram