Déjate la piel.

Cuando por fin te atreves a mostrar tu rostro, es porque todas las heridas han sanado, porque ya no temes a las opiniones de los demás y porque los colores de la rosa, iluminan más que el dolor de las espinas. Cuando has sanado se siente una paz inigualable, verdadera. Y al final siempre será el amor, pero el amor a uno mismo. Por mucho que te quieran, si llevas odio en el corazón y penas en el alma, nada habrá valido la pena. El peor enemigo, siempre estará dentro de ti, vivirá y morirá contigo. Hoy expongo mi sonrisa como carta de presentación, mis disculpas a quien puede haber herido, mis ganas de vivir, para lo que aún no he vivido. Y si, De Amor No Se Ha Muerto Nadie, ni morirán, porque lo bueno, no mata. Sé Libre y ama. Déjate la piel sin temor a ser herido. Sólo así, vivir no será un castigo.

 

Yaneli Morales

Anuncios

Deja un comentario