Reflexiones

He aprendido a escribir para no tener que callar.

He aprendido a mantener la calma en la tormenta, a respirar y a no buscar culpables. He aprendido a remar al paso, si te apuras, no disfrutas, no te detienes a mirar, ni a saborear cada triunfo, que por diminuto que sea, te va acercando a lo deseado. He aprendido porque no se puede fingir que nunca ha pasado nada. Ha pasado y si no se aprende, se sigue fracasando, una y otra vez. Y no tiene nada de malo fracasar, pero cometer los mismos errores, eso si, es casi imperdonable. He aprendido a escribir para no tener que callar. Porque callar merece la pena, cuando ni siquiera escribiendo soluciona. He aprendido menos de lo que quisiera, pero mas de lo que dia cualquiera, hubiera imaginado.

Yaneli Morales

Anuncios
Reflexiones

Nelson Mandela en nuestros corazones.

En su centenario no nos queda otra que mantenerlo vivo, en la memoria y con nuestras acciones. Ya sabemos que hablar bonito, es un arte, pero actuar bonito, es un hecho. Ese es el legado. A pesar de todas las viscisitudes, los tropiezos, lo amargo que le pudo tocar vivir, a pesar de todo, no se dio por vencido. Y hay un mundo que lo ama, y si hay detractores, tienen que agachar la cabeza ante tanto coraje e inteligencia. Y es que siempre, al final uno es el que decide, que colores de la vida, se quiere llevar. La libertad se lleva en el alma.

 

Yaneli Morales.