Cuerpos muertos, almas vivas.

Después de la muerte, no habrá vida, pero hay almas buscando una segunda oportunidad.

Es ahí donde tú y yo nos encontraremos, sin miedo a la oscuridad, ni a las noches perdidas. Es ahí donde nos fundiremos, y nos perderemos entre una nada encantada y sin miedo a los abismos.

Cuerpos muertos, almas vivas. Hasta entonces, esperemos. Esperemos, sin sentenciarnos a morir en vida.

Amar en secreto no es tiempo perdido, es echarle leña a los sueños, no es una mentira, es una verdad no compartida, no es ser infiel, es ser fiel a uno mismo, es evitar que el sol caiga para que La Luna no me recuerde cuánto te extraño.

Entre tanto, jugmos a vivir felizmente casados.

 

Yaneli Morales

 

Anuncios

2 Replies to “Cuerpos muertos, almas vivas.”

Deja un comentario