REFLEXIONAR

EL PODER DEL SILENCIO.

Cuando era joven , exactamente adolescente, no entendía por qué las personas tenían que hablar y al mismo tiempo ofenderse. Por qué las personas disfrutan verte llorar y verte enfadada.

Hoy de adulta entiendo que no importa lo que las personas quieren, es que le damos el poder cuando lloramos y cuando nos enfadamos, y más aún, si caemos en el juego de responder de la misma manera.

No se puede tener el control absoluto de cada situación en esta vida pero si debemos tener el control sobre nosotros mismos. Al final quien no es feliz intentará arrastrarte a lo más bajo, que es exactamente, perder el control.

Aunque callar no es fácil, es la mejor respuesta y la que más hiere.

La indiferencia es un arma super poderosa, es cuestión de ejercitarse y aprenderla a utilizar. Eternamente agradecida con aquel amigo que un día me enseñó, mata con el silencio, desarma con acciones.

 

No te pierdas detrás de una persona que ha decidido andar perdido.

 

Yaneli Morales .

 

Anuncios
REFLEXIONAR

LA VERDAD QUE NO QUIERES LEER.

A veces es tan simple que se nos hace extremadamente complicado. Se debe a que tu mente está con telarañas, entonces quedas atrapado y no puedes encontrar la salida.

Uno de los primeros síntomas de la falta de amor es sentir todo nublado. El primer lugar donde atacar será privarte de amigos y familiares, luego irán golpeando tu autoestima privando tus gustos, tu manera de vestir. No perderán ni un segundo para recordarte lo poco que vales y por último te desarman económicamente. Una vez alcanzado el objetivo te reducirán a nada.

Es el momento exacto donde se deja de pensar y los días comienzan a ser grises y las tormentas, no cesan.

Pero se justifica en nombre del amor.

¿ Amor?.

El amor es un sentimiento único pero además es puro. Quien te ama, ama verte volar, crecer, disfrutar. El amor no priva, entrega.

Si ahora mismo te sientes preso por un amor, es hora de limpiar las telarañas. Requiere valentía, una alta dosis de valentía, pero tristemente estás tan enfermo como tu maltratador.

Ya lo dijo un sabio, el amor de tu vida, jamás, jamás te provocará, la más mínima herida.

Esta es la verdad que probablemente no quieras leer, porque aún, reducido a la nada, sabes que mereces ser feliz, sabes que mereces amor.

Yaneli Morales.

POESÍA

ALMA MUERTA.

 

La escarcha,

escucha a la gota,

la gota suena,

la escarcha fría.

¿Cuándo me convertí en escarcha?,

pregunta,

buscando el calor,

que la derrita;

y se anima,

la gota ve la desesperación,

y responde,

el calor está en ti,

busca,

dentro de tu alma.

La escarcha, fría,

responde,

en un alma muerta,

no hay cabida.

 

Yaneli Morales.

REFLEXIONAR

OTRA VEZ 14 DE FEBRERO.

Otra vez 14 de Febrero, otra vez un ramo de flores y un regalo sin personalizar, borrarán; o al menos darán una bocanada de aire, a esas interminables horas de maltratos.

 

El Amor es un sentimiento para edificar, crecer, aprender, es el reflejo de todo lo bueno que se puede alcanzar. Pero otra vez 14 de Febrero sumidos en el llanto, esperando una nueva madrugada para escapar a los sueños y correr detrás de las alegrías que aún no conseguimos en el día a día.

 

Lo triste, es que seguimos esperando el día del amor, al menos ese día, recibiremos migajas de algo que ni se asemeja, pero que nos empeñamos en mal llamarle amor. Otra vez, 14 de Febrero para recordarnos que no somos  felices.

 

No hacen falta puñales, las espinas de las rosas también sirven para recordar que estamos vivos.

 

 

Yaneli Morales.

 

POESÍA

NO SE OLVIDA LO QUERIDO.

 

 

El hombre cuenta en silencio

que por amor anda herido,

el puñal se hace evidente

en sus ojos veo el frío.

 

No se atreve a preguntar

si la culpa suya fue,

sabe que la va a querer

no se olvida lo querido.

 

Intenta no caer, erguido

va arrastrando los pies,

no poder volverla a ver,

el peor de los castigos.

 

Cuando se abandona nido

la cerveza se hace amarga,

las noches solas se alargan

ya no valen los amigos.

 

Dicen, dolor compartido

toca a menos entre dos,

pero amarla quiero yo

eso yo le he prometido.

 

El hombre cuenta en silencio

no soy hombre fracasado,

mi pecado haberla amado

y no ser correspondido.

 

Yaneli Morales.