POESÍA

DOLOR

Tristemente ante

el dolor

no hay remedio

ni consuelo

es velo que nubla

el duelo

arcoiris sin color.

Tristemente no hay

razón

y de haberla se

confunde

ante el dolor el

amor

cruel veneno

pesadumbre.

Del dolor queda la

lumbre

esa que aviva la

herida

no hay cura para el

dolor

si el odio promete

inquina.

Tristemente ante el

dolor

sólo el tiempo a la

espina

la pondrá en su

lugar

o la entierra de por

vida.

 

Yaneli Morales.

Anuncios

Deja un comentario