LIBROS

LA RESPUESTA CORRECTA.

Capítulo 1

Y allá está sentada Teresa, desnuda, completamente desnuda,pensando cuando fue su primera vez.

Teresa posee la bendita memoria selectiva, y no aprendió a tenerla,con estudios, aprendió con la vida,aprendió con lo malo que le tocó vivir. Ahí sigue ella,desnudando su alma, intentando recordar cuándo fue la primera vez que dio la primera respuesta incorrecta. Ella sabe,que el Destino está escrito, pero podía haber sido diferente si ese día, ese día que no logra recordar,hubiera sabido que un adecuado si, un Perfecto no o un prudente no sé, es la clave de la felicidad, de la tranquilidad, es la clave. Pero Teresa también sabe que era muy joven, le es imposible recordar detalles, nombres, caras.Quiere y lo conseguirá, sabe que fue ese día, sólo sabe eso.

En la mañana hablaba con una amiga,de esas que hablan y hablan y no paran de a saber qué porque al final ni ella misma se entiende y termina hablando o más bien, destrozando las conversaciones; mientras Laura hacia sus análisis políticos con estadísticas inventadas, ella pensaba.¿Alguna vez habrá contestado lo que se le pregunta y de la manera indicada?.No creía que fuera posible, era imposible. Laura seguía en su diálogo de las ideologías y los pensamientos de la sociedad que le provocaba una extraña sensación pero a Teresa sólo le importa aquella vez. Es su meta. Adentrarse en un pasado que ella no escogió para poder vivir un futuro pleno. De repente dijo adiós y cortó aquel monólogo sin sentido.

Se le ocurrió que el café le devolvería la memoria. Se dirigió a la cocina, con paso lento,precisamente ese día tenía muchas cosas por hacer pero ninguna con prisa así que exactamente le daba igual hacerlas,terminar o dejar todo inconcluso. Ella no suele caminar así, sus nervios no se lo permiten,acompañado de esas dosis de cafeína, es terremoto. Hoy está en quietud,es toda pensamiento. Ni se ha dado cuenta que la cafetera ha pitado, que no ha puesto azúcar ni la crema favorita. Despacio bebe aquella bebida amarga, nada parecida a lo que suele tomar. No le importa, ni se da cuenta aunque en su letargo hace una mueca rara, de esas que sólo a ella le queda bien porque algo no está bien, mas sigue bebiendo y camina otra vez hacía la habitación pero esta vez muy a su estilo, el torbellino entra en acción una vez más.

YANELI MORALES…….CONTINUARÁ

www.yanelimorales.com

Anuncios

Deja un comentario