POESÍA

LA HABANA TUVE A MIS PIES.

 

Y volveré algún día

al sillón en la acera

al café que envenena

la brisa oliendo a mar.

 

Un piano en El GatoTuerto

la esquina llena de son

en un ladrillo un Danzón

a lo lejos veo el puerto.

 

Allá también serenatas

bajo un farol la mulata

de libros un vendedor

otra vez otra canción.

 

Viejo tiempo que no pasa

y a su vez que no alcanza

devorar viejas costumbres

ajena en la muchedumbre.

 

¿Si lo narro ya he vuelto?

ahora mismo recordé

La Habana tuve a mis pies

yo preferí volar lejos.

 

Aún me queda el consuelo

no todo anda perdido

regresar no hace camino

pero quedan los recuerdos.

 

Yaneli Morales.

Anuncios

Deja un comentario