POESIA

DE LAS ALEGRES DEL BARRIO.

De las alegres del barrio

era la más señorial,

cargaba en su historial

unos cuantos millonarios.

 

No agachaba la cabeza

decía, en esta vida

ni se presta, ni se fía,

que paguen por mi belleza.

 

De lo malo bien se aprende;

si no se aprende mal mueres,

la dicha es que si tú quieres

el mundo puedes cambiar.

 

Caminando va Mercedes

con su hijo y su marido,

aprendió a formar un nido

ahora es más bella que antes.

 

Yaneli Morales.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s