FUI LA CALMA DESPUÉS DE LA TORMENTA.

Fui la calma después de la tormenta,

la paz después de la penosa guerra,

fui la piedra que hace del río canción,

avión despegando en contra del viento.

Fui de la noche, la estrella que más luce,

del día, el sol que sin prisa, calienta,

fui todo lo que aún no habías tenido,

pero no bastó para convertirme en reina.

Fui quien limpió las cicatrices del alma

y quien no logró hacer palpitar tu corazón,

no soy lo que te hace falta para ser feliz,

porque necesitar no es llegar querer,

porque el querer se desvanece lentamente;

entre suspiros, cuando lo has conseguido.

Fui la calma después de la tormenta,

fui eso y más, mas nunca fui tu dueña.

Yaneli Morales

Anuncios

Deja un comentario