GANAS.

Otra vez te veo,

mis mañanas frías,

otra veo te recorro en mí,

y te seduzco para no morir,

de ganas.

Ahí estás, a fuego lento,

en exceso.

Otra vez me visto de princesa,

galopando hacia la claridad,

la luz del camino,

me conduce a ti.

No confundas mis lágrimas,

con tristeza,

yo no confundo, las estrellas,

con oscuridad.

 

En la alegría de saber que te pienso,

te tengo, no te veo, te siento.

Otra vez saldrá el sol,

lo mojado de una lluvia de invierno

desprende olor a soledad,

pero me acompaña otra vez,

el tenerte aunque no estás.

Mientras, me sentaré a esperar,

que el destino nos una.

Sigues erguido en mi memoria,

anclado en el recuerdo,

volando entre mis alas,

sigues siendo,

mi más fiel compañía.

 

Yaneli Morales.

 

Anuncios

Deja un comentario