Anuncios

Querida amiga, hace treinta años que te conozco y durante todo este tiempo me has pedido consejos, porque siempre has creído que a mí me va mejor y que soy valiente; en lo último, llevas un poco de razón, pero la vida, no es comparar, es ponerse en la situación de cada uno. Yo desde mi perspectiva calzando tus zapatos, te aconsejo una vez más.

Estás esperando que se abran puertas, oportunidades pero la realidad es que uno es a la vez su puerta y su oportunidad. Además de que en tu caso particular la salida es cerrar ; más bien dar un portazo sin ser muy agresiva, esa puerta a la que te has aferrado durante años. Una puerta que nunca te ha dejado entrar del todo pero que has hecho tuya. No sigas jugando a que tienes algo cuando la absoluta realidad es que sólo te tienes a ti misma.

Cuando logres entender esto, entonces habrás empezado a confiar en ti, en tus capacidades, en tu entereza. Dicen que por cada puerta que se cierra, se abren tres, pero esa nunca ha estado abierta, al menos para ti. Entonces da el portazo y no mires hacia atrás. Es de tontos retener, lo que nunca se ha tenido.

Con todo el cariño del mundo, de una amiga que ansía verte aprender a vivir de una vez por todas.

Te saluda,

Yaneli Morales.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas