Anuncios

Porque una vez dije adiós a las risas, a los colores, porque soy quien sobrevivió a no quererme a mí misma, te invito a que te quieras sin culpas, sin remordimientos ,basado en la ciencia y entendiendo en tu conciencia que no es egoísta, es saludable, para ti y para el mundo que te rodea.

Después de largas batallas y de cargar con un pasado que por mucho que yo luchaba me arrastraba y me tiraba hacía atrás, después de todo eso aprendí que hay dos maneras de vivir, para uno y para los demás.

La primera es egoísta, la segunda es la correcta. Y te preguntarás, cómo quererse y vivir para los demás?. Simple, te vas a querer tanto que llegarás a dar amor de una manera que nadie te lo pida. Es como el tanque de agua que una vez lleno se empieza a desbordar, es eso.

Cuando eres egoísta te quedas con todo y entonces te desbordas por dentro y tú mismo te ahogas, cuando vives para los demás es porque vas tan sobrado que te obligas a dar sin esperar nada a cambio.

Pero eso sólo funciona si tú con anterioridad has tenido la capacidad de llenarte, de rellenarte y de sentirte pleno y satisfecho.

Te invito que tomes unos minutos y reflexiones, que te mires, que te mimes, que seas capaz de encontrarte para que puedas amarte.

El resultado será que un plazo corto todos querrán saber cómo lo has hecho y querrán estar contigo, lo mejor, sólo atraerás personas que sienten lo mismo que tú. 

 

Yaneli Morales

www.yanelimorales.com

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas