Madrid es mi nostalgia.

Decía Gardel que Veinte años no es nada pero yo hace ochos te abandoné y siento nostalgia, mucha nostalgia de tus calles, de tu gente, de tu cultura. Sueño que La Gran Vía me persigue y que tu gente amable no puede perdonarme. Siente el ruido de la calle Amparo en el viejo barrio de Lavapiés,y su mezcla de culturas que lo hace increíblemente rico. Escucho los tambores en el céntrico Parque del Retiro y unos cristales crujiendo con el paso de un leve viento de otoño. Y no se huele a salitre porque no te rodea mar pero si te rodea un mar de gente cálida y afable que quizás no saben lo que tienen pero con lo que tienen te hacen sentir que no se puede estar mejor en otro sitio. A esta hora, un domingo, estaría degustando una tapa de paella y una caña, estaría escuchando hablar de fútbol , estaría en la gloria. La Vida me obliga a extrañarte, la vida me recuerda que en tus brazos conocí la libertad de creer en mí, tú me diste esa oportunidad. Algún día, necesito regresar a respirar de tu aire y a saborear un pedacito de tu cielo. 

Dicen que uno siempre regresa al lugar donde fue feliz. 

 

Yaneli Morales©

 

Anuncios

Deja un comentario