Tiempo de reinvertarse

Cada día hay que darse una oportunidad; que quizás sea la última, o que tal vez sea el principio de algo maravilloso.

Pero cada día hay que descubrirse y redefinirse sin tocar la esencia ni el ser.

Otra vez intentando ser feliz, sin remordimientos, sin culpas ni culpables.

Otra vez escuchando los gritos de una cruel monotonía que pide adueñarse de mis días.

Y recuerdo entonces al maestro Sabina…

«Cuando te hablen de destino recuerda que estoy aquí»

Yaneli Morales

WWW.YANELIMORALES.COM

Anuncios

Deja un comentario