Reflexiones

La delgada linea está en lo que tú crees que crees, y lo que eres y aún no lo sabes porque no crees en ti.

Cuando se rompe ese límite mental y se cruza esa línea, ahí está el éxito.

Pero no un éxito banal, el éxito personal.

El que te hace sonreír, saltar, levantar de la cama con o sin alarma.

Después de ahí el resto llega por añadidura. Porque sí.

Ya luego no se detiene el ascenso si tú no te detienes.

¡Ahí está el secreto!

En esa delgada línea que se compone de desaprender, de escuchar, de no temer al fracaso.

De no temer al éxito.

En esa delgada línea que te obliga a enseñar y a la misma vez a aprender.

Yaneli Morales

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s