El juego.

Que usted no me entienda no significa que yo esté equivocada. Porque estés equivocado no significa que no pueda entenderte. El juego no es entenderse, la meta es ayudarse a seguir el camino correcto. No es amigo quien te endulza el oído, ni enemigo quien te dice las verdades. Recuerda que en el país de los ciegos, el tuerto es el rey. Pero aún así, el desconocimiento de la ley, no te hace menos culpable.

Yaneli Morales

Anuncios

Deja un comentario