No necesito que todo esté bien para ser feliz.

Dile sí a la vida, no olvides que estamos de paso. Pero es de paso en paso que se disfruta la vida. Y siempre ten presente, que cuando no puedas hacerlo por ti, hazlo por los que te aman. Una sonrisa y un café. Una mirada limpia y un te quiero al oído. Nos complicamos en lo sencillo. Nos ahogamos en un inofensivo vaso de agua. ¿ Quién soy yo?. La que va a aprendiendo a amar después de nunca haberse sentido amada. Pero era mentira, si me amaban, la única que no se amaba a sí misma, era yo. Hoy, me atrevo a dar consejos.

 

Yaneli Morales

 

 

Anuncios

Deja un comentario