Anuncios

En su centenario no nos queda otra que mantenerlo vivo, en la memoria y con nuestras acciones. Ya sabemos que hablar bonito, es un arte, pero actuar bonito, es un hecho. Ese es el legado. A pesar de todas las viscisitudes, los tropiezos, lo amargo que le pudo tocar vivir, a pesar de todo, no se dio por vencido. Y hay un mundo que lo ama, y si hay detractores, tienen que agachar la cabeza ante tanto coraje e inteligencia. Y es que siempre, al final uno es el que decide, que colores de la vida, se quiere llevar. La libertad se lleva en el alma.

 

Yaneli Morales.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas