Anuncios

No se han preguntado por qué un pájaro canta si se supone que la vida lo está castigando.
Expuesto a ser comido, a la intemperie. Castigado por los rayos del sol, por truenos y relámpagos, por la lluvia, las tempestades.
No se supone que bajo esas condiciones debería llorar. Es que la respuesta, es que si no canta, entonces sí muere. Todos vinimos a esta vida a cantar y a volar. Y si hay que migrar, se migra. Por eso no puedes permitir ni que apaguen tu voz, mucho menos que corten tus alas. Porque se puede volar en silencio. Pero sin alas, no puedes volar. Tú decides si tu opción es alzar el vuelo y dar alegría, o quedarte llorando a ver si un día, algo pasa y juega a tu favor.

 

Yaneli Morales

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas