Anuncios

Luna

Me bañaba con su luz
me arropaba con su seda
recordando que estoy sola,
sola, entre las estrellas.

Y dijo, ya no estés triste,
muy bajito, al oído,
yo he de alumbrar tu camino,
el camino que escogiste.

Recuerda, no puedes verme,
pero siempre estoy aquí,
del otro lado del mundo
rezo en silencio por ti.

No dudes pedirle al Sol,
el también es quien me alumbra,
a veces quema muy fuerte,
para evitar la penumbra.

Desde entonces ya no temo,
al Sol y La Luna amo,
todos somos protectores,
protección necesitamos.

Me despojo de los miedos
ante usted Señora Bella,
quien no le teme a lo oscuro,
brillante futuro le espera.

 

Yaneli Morales

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas