Tu problema.

Tu problema no es que no puedas ser feliz, tu gran problema es que necesitas a alguien para serlo. Tu gran problema es que sigues temiendo a la soledad, quizás porque te enseñaron, que la soledad, es el peor de los infiernos. Nunca nadie te enseñó, que la soledad no es para perderse es exactamente para todo lo contrario. En la soledad te encuentras, contigo, con tu yo, con tu ser más íntimo . Esa soledad entonces, es la que te enseña, a ser feliz, porque te enseña a escoger tus compañías .Ya no necesitarás desesperadamente con quien beber una cerveza o disfrutar de una puesta de sol. Ya no necesitarás desesperadamente de nadie, porque has aprendido a estar bien, contigo .

De manera afortunada; sentirás que es de manera afortunada aunque nunca más lejos de la realidad, comenzarán a llegar a tu vida las personas correctas. Esas que saben que la libertad, es parte. Esas que saben que saben amar cediendo espacios, dejando la jaula abierta cada mañana .

Tu problema no es que le temas a la soledad, ni que no alcanzas la felicidad  es sencillamente que no sabes. Pero nunca es tarde para aprender, mucho menos, para al menos, intentarlo.

Inténtalo, en esta vida, por ti. Y recuerda que si no lo alcanzamos, muchas veces no es por falta de quererlo, es por desconocimiento.

 

Yaneli Morales .

Anuncios

PUNTO MEDIO

Hablar más no te hace más inteligente, callar todo no te hace más fuerte.

¿Cuál es el punto medio, ese punto que todos queremos encontrar?

Hay que hablar hasta la saciedad para quien esté interesado en escucharte pero a la misma vez hay que dejarle saber a las personas que tú eres humano. Que por más fuerte que seas también necesitas ayuda, una palabra de aliento y que necesitas que las personas también estén para ti y por ti cuando las necesitas.

Es importante comprender que no todos estamos en la misma escala de energía. Aprender cuando callar y cuando expresarte con toda libertad, te llevará a no desgastarte y emplear tu energía en lo realmente importante.

No todos están listos para escucharte, no todos serán hábiles para interpretar tu silencio.

Ahora hablo para quien necesita escucharme, dejo ver mi lado humano y escribo porque me siento libre y me hace feliz. Mi silencio es sólo para quien no merece ni siquiera mis palabras.

Ese es mi camino correcto, el que yo he encontrado para no sentirme insatisfecha.

 

Yaneli Morales.

Mujeres con valor.

La Mujer no nació para casarse ni para tener hijos ni para cocinar. La mujer nació para ser amada, para ser mimada, para ser Reina aún sin corona.

 

No te quites tú misma lo que Dios ya te entregó. La actitud no es ni agachar la cabeza ni perder la dignidad. Y no necesitas demostrarlo, recuerda, necesitas creerlo. Pero es hora de ir soltando algunas falsas creencias. La escalera se sube de escalón en escalón pero a veces no queda otro remedio que saltar peldaños, y volar, volar sin alas, quererte sin miedos, vivir sin autojuzgarnos.

 


No ceses, no te canses, no te censuras, pero sobre todo, sé inmensamente feliz por el privilegio de haber nacido mujer.

 


Creando la conciencia de que ser mujer no es limitante, es un extra.



Yaneli Morales

 

¿ Te eres fiel?

Nos pasamos la vida hablando de infidelidad, mentira, engaño, traición, deslealtad. Nos olvidamos, que lo primero, es ser fiel a nosotros mismos. Nuestras ideas deben convivir; como conjunto de primavera, con nuestras acciones. No hay lealtad para con nosotros si lo que se dice no es lo que se hace. Caer en tentación es fácil, vivir engañados también.

La vida de cada persona no tiene porque ser un libro abierto pero si un día lo abres y lo empiezas a leer en voz alta, no olvides ni un capítulo, no olvides quien te traicionó, quien te sacudió. No lo olvides primero para que no te engañes a ti mismo, no lo olvides para que siempre recuerdes lo que duele cuando te engañan.

Si lo que se dice no es directamente proporcional a lo que se ejecuta, entonces el resultado se llama falta de lealtad, como consecuencia, una conciencia intranquila y una almohada acariciando la peor de las traiciones.

Sea consecuente y será libre.

Yaneli Morales

El poder del silencio.

Cuando era joven , exactamente adolescente, no entendía por qué las personas tenían que hablar y al mismo tiempo ofenderse. Por qué las personas disfrutan verte llorar y verte enfadada.

Hoy de adulta entiendo que no importa lo que las personas quieren, es que le damos el poder cuando lloramos y cuando nos enfadamos, y más aún, si caemos en el juego de responder de la misma manera.

No se puede tener el control absoluto de cada situación en esta vida pero si debemos tener el control sobre nosotros mismos. Al final quien no es feliz intentará arrastrarte a lo más bajo, que es exactamente, perder el control.

Aunque callar no es fácil, es la mejor respuesta y la que más hiere.

La indiferencia es un arma super poderosa, es cuestión de ejercitarse y aprenderla a utilizar. Eternamente agradecida con aquel amigo que un día me enseñó, mata con el silencio, desarma con acciones.

No te pierdas detrás de una persona que ha decidido andar perdido.

Yaneli Morales .