Si un lirio no es importante.

Si un lirio no es importante
si la guerra no tiene fin
ha de acabar el poema
que un día yo bien viví.

Si el farol ya nadie mira
si la luna es soledad
¿y la gaviota no vuelve?
necesito a quien culpar.

Si los verdugos están libres
si no encuentro a quien amar
me devolveré a mi mundo
de amor, paz y libertad.

Yaneli Morales

Anuncios

La Autoestima

Los problemas de autoestima, desafortunadamente, suelen ser silenciosos y es como veneno que se toma de a poquito. Es como la vista, que se va perdiendo, de a poco. Cuando logramos darnos cuenta, es debido a fatigas, dolores de cabeza o sencillamente, porque tenemos que forzar tanto la vista, que causa un severo malestar. De igual manera es la ausencia de amor propio, se va perdiendo de a poco.

 

 

Nos dejamos ganar una y otra partida, no ponemos los pares necesarios y cuando queremos tomar aire, una y otra vez nos hacen agachar la cabeza.

Nos perdemos en ese juego de volver a intentarlo porque todo cambiará. En ese mismo juego, nos quedamos sin vista, sin aire, sin fuerzas. Es tanto el veneno que hemos ingerido, que ya todo hasta parece normal. Vendrán las justificaciones y las preguntas. Repites y repites que tú tienes la culpa, al mismo tiempo preguntas, ¿ qué mal he hecho yo en esta vida?.

Sólo te recuerdo que no has hecho ningún mal, sólo has tomado decisiones equivocadas. No sigas permitiendo que te hundan la cabeza. Limpia todo el veneno, toma aire, y disfruta de los colores de la Vida.

Aún estás a tiempo de recuperar, lo que nunca debiste haber perdido.

 

Yaneli Morales.

 

Celebrando la libertad.

Muy a tono con la celebración del 4 de Julio les quiero exhortar a alcanzar la libertad, como en su día, hizo este gran país. Y la libertad se alcanza cuando eres capaz de no llevar odio en tu corazón. Cuando te levantas rodeado de mierda, pero te esfuerzas en no pisarla. La libertad se consigue con paz en el corazón y un alma limpia.

 

Esto no son palabras de una poeta, ni es utopía. Son palabras de una mujer que ha batallado. Que la vida se encargó de golpearla muy fuerte desde muy joven, pero entendí, que el camino fácil no es el que eleva , mucho menos el que te conduce a la libertad de ser feliz.

 

Tú eliges, tú decides si lo conviertes en problema o lo solucionas. Tú decides por donde quieres caminar y con quieres caminar. Son tus ataduras, tus traumas, incluso tu ADN. Pero siempre te recuerdo y me gustaría que lo guardaras como un buen consejo, tú eres el único que te puedes conceder la libertad.

 

Feliz 4 de julio. Feliz resto de vida.

 

Yaneli Morales

 

 

Vive tu vida a tu manera.

 

En el año 1999, muchas personas no entendían, como yo, con una cámara de rollos, gastaba el carrete, haciéndome fotografías a mí misma, o sea, selfies. Algunas quedaban mejores que otras pero no era una payasada, es que yo sólo pensaba, ¿ y el día que viaje sola, o solamente mi cámara y yo, ¿ no va a quedar constancia de que estuve?.Ese era mi pensamiento. Lo que quiero decirles con esto, es que no siempre hay que nadar a favor de la corriente. Hagas lo que hagas, siempre te van a criticar. Hoy en día el selfie es parte cotidiana de nuestros días y queda; a través de esta foto, en mi memoria, que estuve en el Puente de Cumanayagua. También recuerdo que Bailé y que hacía un calor insoportable. Ánimos, vive tu vida a tu manera. Que nadie te robe, tu pedacito de cielo.

#tbtthursday #tbt #yanelimorales #leccionesdevida

 

Yaneli Morales

Tiemblan mis manos.

Tiemblan mis manos, pero no mis ganas,

ni mi aliento, ni mi brío, ni mi luz.

Porque el miedo, a no haberlo intentado,

ese, ese si me deja sin reflejos.

La oportunidad que tengo hoy,

no me garantiza, que regresará mañana.

Entonces yo me garantizo,

que la tomaré hoy; entre mis manos

temblorosas, para no padecerla, mucho

menos, para extrañarla. Tiemblan mis

manos, tengo que recuperar el tiempo,

olvidar la lágrima derramada sin dolor, sólo

cargada de una constante expectativa, que

ni siquiera duele, pero ciega. Ciega la

lágrima seca, la que no da frutos. Tiemblan

mis manos, con tan sólo pensar, que pude

haberte perdido, por cargar con un pasado

enfurecido, que ya no se acuerda de mí, de

lo mucho que le di, ni siquiera, de lo que por

cargarlo a mis espaldas, he perdido. Cuando

vas con miedos, o aprendes a vencerle, o te

devora, lentamente, reduciendo tu existencia

a ser esclavo de lo que te paraliza. Tiemblan

mis manos, de los fuertes aplausos, que me

concedo. Porque lo he conseguido.

Yaneli Morales.