Sólo se miran

Se miraron y decidieron que querían estar juntos por el resto de sus vidas, no lo dicen, se esfuerzan cada día porque suceda. Va sucediendo. Se miran cada día recordando ese gran día. Ante cada obstáculo, se miran fijamente, y siguen sin decir nada, es un compromiso con cada uno, ellos lo decidieron así. Se casaron con el amor, desde el primer día, el amor no falla, ellos lo saben, entonces no hace falta decir nada, sólo se miran…….

Yaneli Morales Poetisa©

Anuncios

Te sueño amor.

 

Así te sueño amor mío,
sostenida por tus brazos
con la Luna de testigo
sin temer al gris fracaso.

Así te tengo, te pienso,
tú y yo y un fuerte abrazo
que acomode mis heridas
que borre lo que hizo daño.

Tanto amor y tan distantes!
tantas ansias de querer!
cuando se ha llegado tarde,
el tiempo se torna cruel.

Será el tiempo quien decida
si nos volvemos a ver
y completar la aventura
entre besos y placer.

Yaneli Morales©

Padezco.

Padezco de altas dosis de ternuras
y unos ataques de risas espontáneos.
También me han recetado para el corazón,
para que deje de latir con tanta fuerza
cada vez que se desdobla un poeta enamorado.
Padezco de lealtad, de egoísmo desmesurado,
quiero más de lo que nadie soporta,
pero no soporto que me quieran
provocándole daños a mi libertad.
Me han recomendado un oculista,
veo paz dentro de toda mi locura,
veo amor, mucho amor.
Y siento que el mundo no va cargando malas intenciones, ni piedras, ni dolores.
Padezco de un mal que no tiene cura pero se empeñan en curarme. Y yo quiero padecer de amor, de sensibilidad aguda, de esperanza de ilusiones. Y quiero vivir en mi utopía.
Igual voy a morir pero plena, llena.

Yaneli Morales
yanelimorales.com

EN SUS BRAZOS.

Moriría en sus brazos
cuando me pide disculpas
con un abrazo.

Cuando tímidamente
se funde con mi cuerpo
y encuentra el calor,
ese que un día decidió,
que era el que necesitaba
para vivir.

Y moriría a gusto,
sabiendo que quien ama,
no puede renunciar
al ser amado.

 

Yaneli Morales
yanelimorales.com

 

 

HUBIERA SIDO UNA OSADÍA.

Y me dejaba morir
en el más oscuro silencio
sin que llegase la despedida.
Es cruel aferrarse
a lo que ya no se tiene.
Te llenas de recuerdos,
de historias de amor,
de aquella película
con la que no podías
dejar de llorar.
Entonces lloras
y te vuelves a vaciar
pero sabes que estás viva
porque duele.
Duele y desgarrra,
te seca, te lastima.
Por qué esperar la despedida?
te preguntas,
no hay que esperar por el adiós.
Decir adiós hubiera sido,
una osadía.

 

Yaneli Morales