Pase lo que pase.

Pase lo que pase nunca dejes de sonreír, no te niegues ni a los amaneceres, al alba, ni al ocaso que da paso, a la Luna encantada.

Busca la rima en tu vida, busca el beso que no alcanzas, pinta de blanco lo gris, y lo negro mientras pasa.

Dale sentido a tu vida  con los colores del alma. Limpia tu casa con amor y de prisa no te manches .

El tiempo no es suficiente y una vida no alcanza, pero cada segundo cuenta, si te abrazas a la esperanza.

Hoy te doy los buenos días, con colores de Escarlata, para que brilles hoy día, porque un dulce no amarga.

Sé paciente con la Vida, nunca digas, estoy cansada, quererse es lo importante, amar debe ser tu máxima.

Cuando la muerte se acerque, dile que estás ocupada, pinta de rojos tus labios, pinta con alas tus ganas.

Y entonces vuela muy lejos, que no te pueda encontrar, planta fuerte tu bandera, y otra vez a empezar.

.

Yaneli Morales

Anuncios

Si creyeras.

¿Qué tienes para mostrarme?

¿es tu alma transparente?

si creyeras en Él, Dios,

no temieras a la muerte.

 

Tampoco sentirías miedos,

aunque a veces huele a ausente,

gusta dar la libertad

de que vivas tu presente.

 

Si lo llevas en tu mente

transformándolo en amor,

soportará el corazón,

la maldad de mucha gente.

 

Es hora de que confíes

a que te trajo hasta aquí,

vive, ríe y sé feliz,

tu futuro, es lo que sientes.

 

Su huella se hace latente,

tú sólo debes confiar,

nunca detengas tu andar,

nunca agaches la frente.

 

Yaneli Morales

 

Todo empieza siendo libres.


Si desnudas el alma te critican, si la maquillas te envidian. Si te elevas quieren verte caer y si abres las alas buscan la manera de cortarlas. Si eres feliz inquieta tu sonrisa y el brillo que destilas, intentan pintarlo de negro. Si escribes quieres saber dónde aprendiste, en qué te graduaste y luego quieres que ores, pero si oras quieres que escribas tu propio discurso. Si amas se supone que tienes que recibir en mayor cantidad porque dar sin recibir es pecado capital. La pasión hay que apagarla, porque “esa”, no da de comer. Aún así es la que nos mueve y la que nos hace ser nosotros mismos; precisamente por eso, hay que enterrarla. Somos exactamente lo que no queremos ser porque ser lo que en realidad somos conlleva un alto grado de valentía. Y yo pregunto, ¿acaso no es mejor ser feliz que ser perfecto?.
Antes de criticar y juzgar, mucho antes, busquemos el sentido de nuestras vidas.
Todo empieza, siendo libres.

Yaneli Morales.

EL DOLOR DE UNA MARIPOSA.

Jugando a ser poeta,

descubrí el dolor

de una mariposa.

¡ Yo con alas!,

y tú, sin poder volar.

Llora tus miedos,

tus miedos la paralizan.

Pero la mariposa sigue,

quien ha nacido para volar,

no se detiene.

 

Yaneli Morales.

DE MANERA EXTRAÑA.

De manera extraña todos nos quejamos y al mismo tiempo no queremos oír hablar de problemas.

Vamos por la Vida sin argumentos, como soldados desarmados esperando la montaña que nunca llega y hablando del Amor sin tan siquiera haberlo sentido, confundiendo sentimientos y disfrazando los miedos.

Vamos dando consejos que no han sido aprobados por ningún estudio científico porque creemos en nosotros y en nuestras habilidades aunque de manera extraña solemos desconfiar del aconsejado.

Así vamos, con temor a morir, dejando pasar los minutos que a la larga se convierten en años, nadie cree en los libros abiertos, e incluso, dicen que de buenas intenciones está hecho el camino al infierno.

Entonces me asalta esa duda existencial de para qué vivimos. Si no somos capaces de confiar y si cuando confíamos nos traicionan, ¿para qué o por quién merece la pena desvertirnos para dejar en blanco nuestra alma sacudida?.

Ante tanta duda me sumerjo en mi imperio de letras; una vez más, escribo para nadie, creyendo que es para todos.

Yaneli Morales.