POESÍA

LA VIDA ME TIENE A MÍ.

En sentido contrario, opuesto a la noche,

cabizbaja y triste.

Recordando un perdón que me hace daño,

no logro olvidar por qué lo hiciste.

Cementerio de olores y palabras,

agitando las manos de manera sórdida,

no hemos partido, estamos aquí.

 

 

Desandando, a donde nunca debí llegar,

cansada y temerosa.

Afrontar la verdad es cruel y aniquila,

tanto marca el dolor que deja de doler,

pero te hiere y provoca sed.

Una sed que es peligrosa, pide sangre.

Tanto pide que te va consumiendo,

tus demonios revueltos, la mar en calma.

 

 

¿Buscando un mañana en un presente

incierto e inhóspito?.

Desear mala suerte es condenarte a llorar,

la vida te devolverá sus fracasos,

multiplicados, y divididos,

te dedicarás a recoger cada fragmento.

Eres fuerte, me dijo un amigo,

ser débil, es un problema sin solución.

 

 

Entonces entendí que la solución no es,

ni importante, ni urgente.

Llamar problema a lo que no tiene solución,

ese se hace, el mayor de los problemas.

Hoy le sonrío a la vida, sin muecas,

sin esperar que la vida me sorprenda,

sin expectativas de lo que creía que era,

la vida me tiene a mí para sorprenderla.   

 

 

Yaneli Morales.

Anuncios
POESÍA

ALGÚN DÍA; NO MUY LEJANO.

Algún día; no muy lejano,

te devolverá tus besos, uno por uno.

Esos besos que algún día;

vestida de una inocencia inoportuna,

creyó que le pertenecían.

Te devolverá los te quiero

y los fantasmas de esas fantasías,

que la hacían levitar;

que tristemente, nunca la hicieron dudar.

Algún día; sin importar cuando,

sin prisas pero consciente,

de que bailando en el llanto,

ahogando la sonrisa,

dejarse llevar por los buenos vientos

será la única manera de liberarse.

De aquellas caricias que todavía hoy,

le recuerdan que algún día, te creyó suyo.

Algún día; no muy lejano,

porque quien merece no pide,

porque quien se va no hace falta.

Ese día, en que querrás volver,

su alma estará limpia,

el corazón ocupado.

Yaneli Morales.

POESÍA

DOLOR

Tristemente ante

el dolor

no hay remedio

ni consuelo

es velo que nubla

el duelo

arcoiris sin color.

Tristemente no hay

razón

y de haberla se

confunde

ante el dolor el

amor

cruel veneno

pesadumbre.

Del dolor queda la

lumbre

esa que aviva la

herida

no hay cura para el

dolor

si el odio promete

inquina.

Tristemente ante el

dolor

sólo el tiempo a la

espina

la pondrá en su

lugar

o la entierra de por

vida.

 

Yaneli Morales.

POESÍA

NADA LE DEBO

Me obliga a escribir al amor

y yo no quiero,

me tienta a caminar en su red

no lo deseo.

 

Me seduce a pecar de placer,

es cruel veneno

me prueba una y otra vez,

nada le debo.

 

En la obsesión de encontrarse

se pierde.

En la lujuria de perderse

me encuentra.

 

Mis pasos, a lo desconocido,

de lo que conozco aborrezco.

No sabe cuántas veces caí.

No lo sabe.

 

Si lo supiera

haría reverencia.

 

Yaneli Morales.

cropped-Logo-3-1.png

POESIA

EL HOMBRE CUENTA EN SILENCIO.

El hombre cuenta en silencio

que por amor anda herido

el puñal se hace evidente

en sus ojos veo el frío.

 

No se atreve a preguntar

si la culpa suya fue

sabe que la va a querer

no se olvida lo querido.

 

Intenta no caer, erguido

va arrastrando los pies

no poder volverla a ver

el peor de los castigos.

 

Cuando se abandona nido

la cerveza se hace amarga

las noches solas se alargan

ya no valen los amigos.

 

Dicen, dolor compartido

toca a menos entre dos

pero amarla quiero yo

eso yo le he prometido.

 

El hombre cuenta en silencio

no soy hombre fracasado

mi pecado haberla amado

y no ser correspondido.

 

Yaneli Morales.