HAY QUE VIVIR SIN SOLLOZOS.

Hoy no le escribo a la vida
le cedo el turno a usted
entre poeta y poeta
no nos dejemos caer.

La musa no me abandona,
pero toma su reposo,
entonces yo siento gozo,
porque me siento pionera.

Sin musa y sin motivos,
a la vida le sonrío,
porque ya que estamos vivos,
hay que vivir sin sollozos.

 

Yaneli Morales.

 

Hay que vivir sin sollozos
porque aún estamos vivos
con la pata en el estribo
del corcel de la existencia,
disfrutando la presencia
del Dios todopoderoso,
que con penurias y gozos
nos mantiene respirando
y entre versos cabalgando
sin caernos de la silla.

Fíjese que maravilla
mi inspirada poetisa,
el verbo viaja con prisa
al estado de Florida
y llega cual estampida
de suspiros lisonjeros,
no sabe cuánto la quiero
diosa y reina del poemario,
que le voy leyendo a diario
sin desperdiciar su musa.

Y hasta aquella mente obtusa
que se cierra a comprender,
con ellos logra entender
lanzando gritos al aire,
que a pesar del sufrimiento
de amor no se ha muerto nadie.

Lino Rafael López.

 

Una conversación entre Poetas by

Yaneli Morales y Lino Rafael López.

Anuncios

PARA TI

Para dar y recibir,
eso que llaman amor,
no hace falta de Febrero,
pero ya estamos, y yo quiero,
iluminar tu mañana,
llegar a tu corazón,
que no se seque tu alma.
También quiero una estrellita,
de esas que escoltan a La Luna,
pa’ que brille en tu carita,
pa’ que alegre tu sonrisa,
con el batir de los males,
que nunca te sientas sola.
Que vivas a plenitud,
que no dejes de ser tú,
que te quieras a raudales.
Deja atrás lo que no fue,
mejor vive aquí, en presente,
los recuerdos en tu mente,
a la basura el revés.

 

Yaneli Morales.

VEN, CANTA CONMIGO.

Canta conmigo

para alegrar el alma

y olvidar las penas.

Canta conmigo

porque el tiempo pasa

y sí, el río suena,

trayendo esperanza

de una vida nueva.

Canta conmigo,

olvida fronteras

la palabra une

hasta el cielo eleva.

No te sientas triste,

cada día una escuela

y cada batalla

te hace más fuerte

aún cuando no veas.

Olvidado todo,

tú canta conmigo

que nada detenga

esas ganas locas

de mostrarte al mundo,

que nada te venza.

Tú canta conmigo

te doy mi energía,

si esos ojos bellos

alegría muestran.

Ven, canta conmigo,

si hoy unimos fuerzas,

mañana te auguro

se abrirá otra puerta.

Yaneli Morales.

FUERON SUS ÚLTIMAS PALABRAS.

Fueron sus últimas palabras…

 

Aprende a escuchar, es más importante escuchar que hablar. Aprendiendo a escuchar, la mitad no la tienes que vivir y mucho menos sufrir.

Aprende a ser feliz, construye una realidad donde quepan tú y tus sueños. No te acomodes en esa realidad pero no te obsesiones por el futuro. El futuro dependerá de que sepas aprovechar el hoy.

Aprende a amar, amar no es esperar que te amen, amar es tener la capacidad de entregarte sin temor a ser dañado. Piensa que quien pierde es el que se atrevió a perderte.

Aprende a ser grande con toda la nobleza posible, ser grande no te hace noble pero ser noble si te hace grande.

Y por último y lo más importante,  no esperes nada de nadie. Escucha bien, quien no vive para dar, no sirve para vivir. Pronto voy a morir y no quiero que vivas de decepciones.

 

Y yo escuché y parece que he vivido más de lo que en realidad la Vida me ha permitido. He sufrido un poco menos por haberme convertido en toda oídos.

 

Fueron sus últimas palabras y todavía las escucho.

E.P.D.

 

En honor a mi mejor amiga, esa que aún batallando con un cáncer mortal, me quería tanto, que no perdió ni un segundo para enseñarme cómo se alcanza la felicidad.

Yaneli Morales.

SIN DUDAR

Y cuando la Luna amarga

y el calor se vuelve frío

se convierte el mar en río

desbordado en tanta agua.

 

Cuando la cuesta se empina

y ya nos cuesta subir

quien nos dice que vivir

no es llegar a la cima.

 

Y se camina y camina

se va olvidando el destino

sólo sientes que el camino

empezó mas no termina.

 

Y llegará quien te anima

aunque nada ha conseguido

y se convierte en tu amigo

compartiendo su autoestima.

 

Y ya la Luna les guía

el sol calienta el café

se recupera la fe

cede la monotonía.

 

Cuando la vida te tira

al suelo no has de temer

otra vez ponte de pie

sin dudar mira hacia arriba.

 

Yaneli Morales.