Me pierdo en el silencio.

Me pierdo
en el silencio
recuerdos encuentro
en lo que no volverá,
porque si vuelve,
me pierdo.
Me pierdo
entre la que fui
y a la que un día,
dejé de adorar.
Me encuentro
entre los susurros
de una voz
que me guía.
Entre el yo
y mis pretextos,
mis imperfecciones
mis emociones,
mi algarabía.
De éxtasis me envuelvo,
en amor me secuestro,
de temer me arrepiento,
de fuerza, de fuerza
me lleno.
Es una vida por vivir,
no una vida para fingir.
Y hoy tengo ganas,
auténticas ganas,
de ser yo.

 

Yaneli Morales

De Amor No Se Ha Muerto Nadie

 

“No hay vidas perfectas, hay personas a las que les importan un pimiento las imperfecciones y entonces viven felizmente imperfectas.
Una de ellas soy yo”.

Anuncios

He aprendido a escribir para no tener que callar.

He aprendido a mantener la calma en la tormenta, a respirar y a no buscar culpables. He aprendido a remar al paso, si te apuras, no disfrutas, no te detienes a mirar, ni a saborear cada triunfo, que por diminuto que sea, te va acercando a lo deseado. He aprendido porque no se puede fingir que nunca ha pasado nada. Ha pasado y si no se aprende, se sigue fracasando, una y otra vez. Y no tiene nada de malo fracasar, pero cometer los mismos errores, eso si, es casi imperdonable. He aprendido a escribir para no tener que callar. Porque callar merece la pena, cuando ni siquiera escribiendo soluciona. He aprendido menos de lo que quisiera, pero mas de lo que dia cualquiera, hubiera imaginado.

Yaneli Morales

¿ Ves en la oscuridad?

Ver en la oscuridad puede que para algunos no tenga sentido pero es necesario aprender a encontrar esa luz. Esa luz, por lo general, esperamos que emane de otros cuerpos, cuando nuestro interior debe ser quien deslumbre. Ver en la más absoluta oscuridad sirve para tomar determinaciones propias. Escuchar está bien, pero dejarse influenciar, puede cambiar por completo, el curso de nuestras vidas. Un río es río, lleno o vacío. Pero lleno , lleva vida. Así es como hay que aprender a ver, con el alma llena. Sonará quizás rebuscado, pero cierra los ojos e intenta ver qué cargas, muy en tu fondo. Esos pensamientos que tarde o temprano se transforman en acciones, guiarán tus días. Si ya lograste encontrarte, Felicidades, si aún no lo has hecho, sigue intentando ver en la oscuridad. Cuando lo logres, verás que lo único complicado, es no intentarlo. Y que una vez que logres, conocerte y estar bien en paz contigo mismo, el mundo dejará de ser un lugar inhóspito. Pese a todo recuerda, que la Vida siempre será maravillosa. De ti depende, ¡cómo quieres vivirla!.

Yaneli Morales.

Tu orgullo.

No fuiste creado para sembrar odio, ni para derramar lágrimas. Tampoco fuiste creado para negarte al amor, porque quien niega al amor, se niega a sí mismo. Recupera al niño que una vez te vio crecer y que te regaló la más tierna de las sonrisas. No caigas en el juego de los cobardes, vive. Vive como si fuera el último día, pero sin prisa. Detente ante la rosa majestuosa, mojate con la lluvia, también con la llovizna, y una vez al mes despierta temprano para contemplar la salida del astro rey. No fuiste creado para la mala educación. Sonríe. Haz que los demás, sonrían contigo. Sé lo que nadie es y que ese sea tu orgullo y tu mayor alegría. Fuiste creado exactamente para ser feliz, pero eso , depende de ti.

Yaneli Morales. 

Urgente, tenemos que aprender.

Tenemos que aprender a acariciar con la palabra, a seducir con la mirada y amar con el corazón roto pero el alma intacta de heridas y desavenencias. Tenemos que aprender a empezar de cero, sin dolor, sin arraigos, sin lazos materiales. Tenemos que aprender a herirnos primero, para que nos duela. Para sentir en carne propia, como un gesto mal intencionado, una palabra mal dicha, hiere. Corta, como cuchillo filoso. Tenemos que aprender, y con urgencia. Siempre será mejor el verbo amar, la tolerancia, la comprensión, la paciencia. Siempre será mejor, caminar en zapatos ajenos, antes de emitir una opinión y juzgar. Mirar la paja en el ojo ajeno, no nos hace mejor. Mirar la paja en el ojo ajeno, nos deja ciegos.

Yaneli Morales.