La Luna está siempre esperando que la invites.

Cuando no tengas a quien abrazar, abraza a tus sueños y deja descansar a tus tormentos. 

Cuando no tengas con quien deleitar unas carcajadas vete a ese cajón de recuerdos donde habitan tus mejores sonrisas.

Cuando no tengas con quien compartir el café de la mañana, la Luna está siempre esperando que la invites.

Cuando la carga sea mucha, descansa. Desata los cordones de la infelicidad y sumerge tus pies en un océano de calma.

Date todo el cariño que mereces, es tu responsabilidad consentirte, amarte, gritarle al mundo que es tu derecho ser feliz.

Buenos Días con Alegría.

 

YANELI MORALES©2019

YANELIMORALES.COM

@YANELIBLOG

La Luna siempre estará esperando por una buena conversación y un buen café.

 

Anuncios

Deja un comentario