NO ME VOY A PERMITIR.

No me arrodillo,ni me arrepiento

ni bebo de falsos sentimientos

no me abrazo a la almohada

llorando e implorando a la nada.

 

No me ofusco en los amores

que se han ido en silencio

ni a los que quisieron quedarse

viviendo en tiempo muerto.

 

Deshago el color gris

lo cambio por blanco y negro

por el rojo de la rosa

azul del inmenso cielo.

 

No me voy a desarmar

si lo tuve y no lo tengo

en memoria selectiva

cargo los buenos recuerdos.

 

No me voy a permitir

que las caídas me frenen

caer y salir herida

eso a mí no me detiene.

 

Deshago a aquella joven

que no creyó en el amor

he entendido que el dolor

son lecciones,no recuerdos.

 

Yaneli Morales.

Anuncios

POR UN AMOR VERDADERO.

En la brisa carga el odio

en el vlento los demonios

en sus alas los lamentos

hacen ola los recuerdos.

 

De blanco los sentimientos

de amor un vestido gris

juró que no va a sufrir

aunque necesite tiempo.

 

Temblorosa ella camina

es difícil conseguir

de lo malo prescindir

a lo malo ella aniquila.

 

Al menos a eso se anima

aunque queda sin aliento

el que provoca un silencio

en el que ella medita.

 

Por amor me hice maldita

en amor me recupero

aunque no llegue primero

mis ganas son infinitas.

 

Se libera poco a poco

de lo que tanto hace mal

decidida va a triunfar

por un amor verdadero.

 

Yaneli Morales.

LA LÁGRIMA.

Voy a ser muy cruel contigo

aunque no es ese mi estilo

tu brillo me deja claro

que no olvidas el pasado.

 

Un pasado que he olvidado

porque tú me has obligado

a deshacer los recuerdos

convertidos en lamentos.

 

Ahora que te reencuentro

teniéndote frente a frente

finges ser hombre feliz

mas no salgo de tu mente.

 

Tú hablas de un presente

sin mencionar el futuro

sabes que todo fue tuyo

lo perdiste lentamente.

 

Cuentas de la gran conquista

a ratos bajas la vista

no has dejado de mentir

ella es la protagonista.

 

Yo me acomodo la falda

y recuerdas que en mi espalda

te deshacía el placer

a una dama no se engaña.

 

Me muevo con sutileza

me sigues con la cabeza

y escucho como un gemido

todo pasa y no me pesa.

 

Esa lágrima caída

puede que seque mi herida

me doy hoy por satisfecha

por un día fue mi presa.

 

Yaneli Morales.

UNA VEZ.

Allá quedó,en el tiempo

envuelta en sus pensamientos

recordando aquel amor

el que voló con el viento.

 

Allá,en la orilla sola

vaga entre olas de mar

no queriendo despertar

una vez fue La Señora.

 

Aquí no pasan las horas

se consume en su andar

entre vigilia y callar

las memorias mal afloran.

 

Ese pasado maldito

piensa e invoca a Dios

¿por qué mi hombre marchó?

se pregunta con un grito.

 

Pasan los meses,los años

la duda cruel asesina

gota a gota le taladra

no deja cerrar la herida.

 

Si supiera la respuesta

de por qué la abandonó

me abrazaría al dolor

por ver su alma contenta.

 

Pero a veces la respuesta

es más cruda que la duda

se dice que a la verdad

enfrentar es cosa ruda.

 

Ella pensando en él

él con una vida plena

yo en silencio aquí penando

no quiero que ella muera.

 

Yaneli Morales.