Reflexiones

ARRIESGA 

Yaneli Morales

Anuncios
Reflexiones

ESENCIA. 

LA BELLEZA SE VE,PERO LA ESENCIA SE ADMIRA CON LOS OJOS DEL ALMA.

Yaneli Morales 

YOUTUBE

LA VIDA MISMA

Reflexiones

UN POETA ENAMORADO

Un poeta enamorado

no mirará a otro lado

se perderá en el amor

esclavo de unos labios.


Un poeta enamorado

ha de llorar y sufriendo

no alcanzará a medir

lo que va repercutiendo.


Un poeta enamorado

escribirá mil poemas

esos que provocan pena

por temor al verbo ir.


Lanzará tantos gemidos

provocando escalofríos

y si no es correspondido

no se dará por vencido.


Escribirá de quimeras

de estrellas y centinelas

paraísos encantados

todo por el ser amado.


Olvidando que es vivir

hasta puede sucumbir

ahogando en el alcohol

tristezas y cruel dolor.


Pero yo soy poetisa

la vida bebo sin prisa

me enamoro de la flor

y la brisa que acaricia.


De lo usado,de lo nuevo

lo que no me pone freno

de lo simple de la vida

que eso sí se llama amor.



Yaneli Morales.

Reflexiones

NO TE DEBO NADA

Pudo haber sido tan fácil

un café,una tostada

el calor de la mañana

pudo haber sido y no fue.

Porque lo simple no es

regalar una sonrisa

es llenarte con la risa

olvidar tus tempestades

desahogarte con el viento

decirle sí a las verdades.

Es beber cada segundo

y no temerle a este mundo

a lo que fue y ya no es.

Lo simple es lo que parece

pero por simple carece

yo estuve casi a tus pies.

Pero ya me levanté

y ya no te debo nada

quédate con tu mañana

también conserva el café.



Yaneli Morales.

Reflexiones

MUERO CON MI SOLEDAD.

Muero con mi soledad

y una pena que ahoga

y al saber que no estás

no veo pasar las horas.


Esas horas que detienen

mi mirada ante tu andar

ese andar que sólo sueño

no te he dejado de amar.


Muero con mi soledad

con tu olor y tu figura

con lo que de ti aprendí

con tu pelo y tu hermosura.


Antes de morir deseo

que me vuelvas a besar

yo sé,por un beso tuyo

otra vez puedo empezar.


Yaneli Morales.

Reflexiones

TE EXTRAÑO. 

DE LAS TANTAS COSAS POR LAS QUE TE EXTRAÑO ES QUE DESDE TE FUISTE,NO HE VUELTO A HACER EL AMOR.

Yaneli Morales. 

Reflexiones

HAY UNA VIDA.

Hay una vida sin odio

sin contratos ni traiciones,

una vida más allá del amor

la paciencia y las visiones.

Una vida que no te espera

que no sucumbe en tu pena,

que aún cuando no le creas

se hará ver aunque no quieras.

Una vida que da todo

aún cansada es guerrera

que no teme a las tormentas

ni al viento que arma la guerra.

Hay una vida que es tuya

la estás dejando partir

hazlo por ti no por ella

no te canses hasta morir.


Yaneli Morales.

Reflexiones

EL HILO

Dejó la ventana

abierta

por si acaso

regresaba

dejó la puerta

cerrada

era capricho

de dama.

Sola su alma

vagaba

sin apenas un

testigo

al viento lanzó

el hilo

escondida la

navaja.

Por suerte cruzó

los dedos

se alejó de la

estación

a lo lejos un

farol

le guiaba a su

morada.

El dolor era tan

fuerte

que la pena le

empujaba

a buscar otro

destino

a dormir en otra

cama.

La ventana aún

está abierta

nunca más se

regresó

el dolor ya está

olvidado

y el hilo ya se

rompió.



Yaneli Morales.

Reflexiones

LA INTELIGENCIA. 

Reflexiones

MUCHO MÁS. 

Reflexiones

EL MUNDO NECESITA. 

Reflexiones

¿LOCURA?.

A lo que usted le llama locura,

Yo le llamo batallar.

Déjeme con mis batallas,

Quédese con su locura.

Yaneli Morales. 

Reflexiones

DISFRUTEMOS. 

A ti te asusta el amor

a mí las frases usadas

te asusta la soledad

a mí vivir de migajas.


A ti te provoca el llanto

y la lágrima mojada

yo he logrado evitarlo

sólo lloro emocionada.


A mí me ríe la vida

porque así lo decidí

aún estando ilusionada

yo no dependo de ti.


A ti te queda el consuelo

que mis besos te entregué

no soy reina de tu reino

ni lo soy ni lo seré.


A ambos nos gusta el vino

mirar el cielo estrellado

creer en lo que es divino

dormir con pies enlazados.


Mientras nos dure el deseo

mientras nos duren las ganas

disfrutemos el paseo

y que no importe el mañana.


Yaneli Morales.

Reflexiones

BENDITO.

BENDITO EL DÍA QUE APRENDÍ A QUERERME.

Yaneli Morales