Entre las balas, las guerras.

Recuérdame ser feliz,

en la lluvia, en la tormenta,

bajo un cielo estrellado,

entre las balas, las guerras.

 

Cuando me hiera la espina,

cuando me pueda el dolor,

recuérdame, es el amor,

lo que limpia la conciencia.

 

Recuérdame, qué tanto odio,

hoy aún habita en mí,

para llorar a raudales,

cerrar heridas abiertas.

 

No quiero un alma impoluta,

quiero cargar mis verdades,

que no me pesen mis triunfos,

que no pesen mis desmanes.

 

Recuérdame, no quiero sola,

cargar con tanto veneno,

para ti será mi amor,

amarte es lo que más quiero.

 

Yaneli Morales.

 

Anuncios

Es por culpa de una dama.

Bebió del vino y del río,
hasta perder el aliento,
unos lo daban por muerto,
otros sintieron el frío.

Frío que paralizaba
lentamente el corazón,
aún no se ha escrito canción,
que narre tan cruel lamento.

Desgarrado en sus adentros,
sólo gemía, ¡Victoria!,
¿ por qué me diste la Gloria!,
y ahora rechazas mi encuentro.

Yo no creo que ni el tiempo
le pueda curar la herida,
ya esa vida está vacía,
cargada de sentimientos.


Sentimientos que le llevan
a no poder olvidarla,
ni siquiera ha vuelto a amar,
sus recuerdos son sus alas.

Nadie socorre sus penas,
esas lo mantienen vivo,
por el amor a Victoria,
por el amor a sus hijos.

Un día cruzó la puerta,
por querer a otra mujer,
todavía anda penando
porque el amor se le fue.

Esa pena hiere y mata,
no le faltaba de nada,
una lágrima escribe,
es por culpa de una dama.

Yaneli Morales.

www.yanelimorales.com

@deamornosehamuertonadie

Entre suspiros.

Entre suspiros,
olvido,
otra lágrima llena de dolor,
no lo consigo,
camino;
camino sin piedras,
sin testigos,
algunos le llaman soledad,
yo le llamo libertad,
Cuesta, cuesta tanto,
se empina como colina,
no lo consigo.
No será suficiente, nunca,
con sólo desearlo,
hay que luchar por ello.
Entre suspiros,
veo volar a una mariposa,
veo el rojo de una rosa,
veo la Luna encendida.
¡Cuanto amor en mí!,
decido no olvidar,
entre suspiros, decido,
darme otra oportunidad.

Yaneli Morales
www.yanelimorales.com

No necesito corona.

Hoy me toca presumir,

lo mucho que ya he vivido,

un poco si que he sufrido

pero guardo lo aprendido.

Me quedo con las sonrisas,

que un día me brindó el mar,

y aunque yo necia en llorar,

el me enseñaba el camino.

Después me acarició la luna,

deja atrás todo lamento,

susurraba como el viento….

como tú, no hay ninguna.

A lo lejos, una laguna,

me gritaba, ¡mira el mar!,

lo salado de sus aguas,

es para poder flotar.

Una energía encendía,

lo que yo daba por muerto,

era mi amigo el sol,

que alumbraba mis adentros.

Así comenzó la historia,

de lo que presumo ahora,

soy feliz conmigo misma,

no necesito corona.

Yaneli Morales.

www.yanelimorales.com

ALMA MUERTA.

 

La escarcha,

escucha a la gota,

la gota suena,

la escarcha fría.

¿Cuándo me convertí en escarcha?,

pregunta,

buscando el calor,

que la derrita;

y se anima,

la gota ve la desesperación,

y responde,

el calor está en ti,

busca,

dentro de tu alma.

La escarcha, fría,

responde,

en un alma muerta,

no hay cabida.

 

Yaneli Morales.