Anuncios

“Me equivoqué muchas veces; así les llamaba antes, equivocaciones, ahora, no me equivoco.

Ahora voy aprendiendo y rectificando sobre la marcha. Si lo piensas bien, no te equivocas, adquieres experiencias y habilidades.

Te equivocas cuando no rectificas y sigues necio en el mismo camino o cuando te mantienes dando vueltas alrededor de lo mismo sin llevarte el más mínimo aprendizaje. Me equivoqué muchas veces por no tener la capacidad de saltar y desviarme de lo que no era mi camino. Afortunadamente, esas mismas equivocaciones, me condujeron al lugar exacto donde quería estar. Entonces, mirando a lo lejos, eran parte del camino”.

 

Algo que he aprendido en este último año, es que las palabras ejercen un poder enorme en el universo. Cambiando palabras en nuestra forma de expresarnos, podemos cambiar nuestra forma de pensar. A las palabras no se las lleva el viento, las palabras decretan y el efecto Boomerang es increíble. Cada palabra que decimos es escuchada por el Universo infinito y retornan, multiplicadas, con la misma energía; positiva o negativa, con que las enviaste.

Palabras como problemas, deben eliminarse de nuestro vocabulario. Empezar a pensar como asumir un nuevo reto te hará más fácil encontrar la solución.

 

Los problemas sólo quedarán para resolverlos en Matemáticas.

 

Yaneli Morales 

www.yanelimorales.com

 

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas