El verso.


El verso me hace feliz
porque el verso es elocuente,
hace reír a la gente,
también los hace pensar,
no es fácil de trabajar,
suele ser muy exigente.

El verso a mí me da vida,
es el regalo de Dios,
ese que un día me dio,
para que yo no callara,
de versos cargo mis alas,
con versos me cargo yo.

El verso me convierte en alma,
palpitando de emoción,
me hace cortas las mañanas,
me transporta a las montañas,
me hace hablarle a las abejas,
es la miel, es mi sazón.

El verso me conduce lejos,
donde cantan los laureles,
donde la abuela se mece,
donde el campesino suda,
el verso de mí no duda,
son riendas de una canción.

El verso es la inspiración,
que hace que viva la vida,
saboreando cada rima,
deleitandome en su aroma,
el verso hoy me distingue,
como poeta y señora.

Yaneli Morales.

Anuncios