Reflexiones

El final es lo que cuenta.

He descubierto en este año que casi termina que a las personas no les interesa la trayectoria, les interesa el final.

Las horas que damos, que nos esforzamos para construir una relación, el tiempo que se invierte, ese no cuenta.

Y debería contar y mucho porque el tiempo vale más que el oro, porque el oro se compra pero el tiempo no.

Debería contar cada segundo que dejaste de estar con otra persona, de hacer tus cosas, de cubrir tus necesidades para cubrir las necesidades de otro.

Pero no, no basta con el tiempo. Para salir airoso de cualquier situación tienes que hundirte con el barco estilo Titanic. Si no te hundes pasas a ser egoísta, mala persona y cuanto calificativo se les ocurra.

No te sientas culpable por haber abandonado el barco.
La vida es cíclica.
Todo comienza, todo termina.
Todo tiene un principio y un final.

Por eso hay que vivir a momentos, aquí y ahora. El ahora es lo único cierto e infinito.

Y nuestro deber debe ser agradecer a cada persona que ha estado a nuestro lado mucho o poco, poco o suficiente porque nos ha regalado parte de su existir. Nos ha regalado lo que nunca podrá recuperar. Y si queríamos más, ese pasa a ser nuestro problema.

Es nuestro deber agradecer para no convertirnos en un mal recuerdo !

Yaneli Morales©
YANELIMORALES.COM

 

Anuncios