El poder del silencio.

Cuando era joven , exactamente adolescente, no entendía por qué las personas tenían que hablar y al mismo tiempo ofenderse. Por qué las personas disfrutan verte llorar y verte enfadada.

Hoy de adulta entiendo que no importa lo que las personas quieren, es que le damos el poder cuando lloramos y cuando nos enfadamos, y más aún, si caemos en el juego de responder de la misma manera.

No se puede tener el control absoluto de cada situación en esta vida pero si debemos tener el control sobre nosotros mismos. Al final quien no es feliz intentará arrastrarte a lo más bajo, que es exactamente, perder el control.

Aunque callar no es fácil, es la mejor respuesta y la que más hiere.

La indiferencia es un arma super poderosa, es cuestión de ejercitarse y aprenderla a utilizar. Eternamente agradecida con aquel amigo que un día me enseñó, mata con el silencio, desarma con acciones.

No te pierdas detrás de una persona que ha decidido andar perdido.

Yaneli Morales .

Anuncios

Deja un comentario