POESIA

ELLA.

La besó desde los pies

llegando hasta la cintura

sediento de la hermosura

de aquella bella mujer.


No por la falta de ganas

se desnudó de excesos

quería bajarle el cielo

aunque no era preciso.


La acarició suavemente

besó con loca ternura

no tocó la vestidura

se haría muy elocuente.


Él deseaba su alma

llegar a lo más profundo

deshacerse de su mundo

todo por aquella dama.


Esperando la mañana

para verle sonreír

no pudo apenas dormir

sólo observaba la cama.


Ella en silencio quedó

se hacía tan evidente

el amor dijo presente

se desató la pasión.


Entre las sábanas fucsia

no se dijo una palabra

hablaban alma con alma

se escuchaba un corazón.


De él mi mejor amigo

escucho esta narración

y yo muriendo de ganas

porque a mí no me escogió.


Yaneli Morales.

Anuncios

Deja un comentario