EL MAÑANA ES PORVENIR.

 

Se viste de color gris,

no le teme a las peleas,

quizás navega con penas

pero siempre va feliz.

 

Ha aprendido a sonreír,

a un lado, la mala suerte,

en una nube celeste,

viaja rumbo a existir.

 

El objetivo es vivir,

incluso, cuando hace llanto,

no importa si calla al canto,

el mañana es porvenir.

 

No tratará de fingir,

eso ya hizo mucho tiempo,

ya no ahoga sentimientos,

su libertad es su sentir.

 

Yaneli Morales.

Anuncios

Deja un comentario