REFLEXIONAR

EL AMOR.

¿Quién te engaña?, ¿quién lo hizo?, ¿quién te enseñó que el amor es controlar, maltratar, poner en jaque a tu pareja?.

El amor es un edificio de tantos pisos como ambos deseen construir, ambos. Y no porque des más, vas a recibir lo mismo. Es una elección, es libre.

El amor va más allá de una pregunta y una respuesta y no siempre vas a conseguir que te amen con la misma intensidad que crees que amas tú. Así que o lo das todo sin esperar nada a cambio o no ceses en la búsqueda, pero el amor no es un infierno. Eso, no lo creas nunca.

El amor no es sinónimo de lágrimas, obstinación, frustración, amarguras, no lo es.

El amor es libertad, es la libertad de que alguien te añore, te desee, te necesite.

Si alguien te ha enseñado lo contrario, estás en el derecho de sentirte engañado.

 

Yaneli Morales.

Anuncios

Deja un comentario