Anuncios

Permíteme acariciarte con las mismas alas

con las que vuelo,

permíteme ser ese despertar bonito

y esos sueños color cielo

que habitan en ti.

Déjame ser el motivo de tu risa,

de tus ganas, de tu prisa,

de tu respirar profundo, déjame…

ser parte de tu mundo.

Es que entré en tu piel

sin pedirte permiso,

y no está bien.

Porque quiero habitar en ti

sin miedos ni prisas,

porque no quiero temer al tiempo,

ese rudo caballero,

que asusta, que nos pone viejos.

Permíteme ser todo lo que no soñaste,

permíteme ser, y entonces,

prometo no defraudarte.

Yaneli Morales

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas