Anuncios

No esperes a que se desborde la Copa.

 

Uno de los grandes temores es el cambio, es difícil enfrentarnos a nuestros miedos y a la tan temida soledad. Es difícil asumir responsabilidades que hasta el momento han sido compartidas y enfrentar el reto de vivir sin que nadie nos espere al llegar a casa.

Pero al dejar desbordar la Copa lentamente, te auguro el mismo final pero aún más infeliz porque la Copa se llena y se desborda, de eso no te quepa duda, entonces, de manera desmesurada no evitarás tirar la copa contra el suelo.

Habrás perdido todo; en realidad no tenías nada, y de lo que pudo haber quedado algo, sólo quedarán pedazos que crearán heridas que luego se convertirán en cicatrices para toda la vida.

Dejar pasar un día y otro y no asumir que la Copa se va a desbordar, es nuestra responsabilidad.

Y nunca es tarde, pero el momento es ahora.

 

Yaneli Morales.

  

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas