Mujeres con valor.

La Mujer no nació para casarse ni para tener hijos ni para cocinar. La mujer nació para ser amada, para ser mimada, para ser Reina aún sin corona.

 

No te quites tú misma lo que Dios ya te entregó. La actitud no es ni agachar la cabeza ni perder la dignidad. Y no necesitas demostrarlo, recuerda, necesitas creerlo. Pero es hora de ir soltando algunas falsas creencias. La escalera se sube de escalón en escalón pero a veces no queda otro remedio que saltar peldaños, y volar, volar sin alas, quererte sin miedos, vivir sin autojuzgarnos.

 


No ceses, no te canses, no te censuras, pero sobre todo, sé inmensamente feliz por el privilegio de haber nacido mujer.

 


Creando la conciencia de que ser mujer no es limitante, es un extra.



Yaneli Morales

 

Anuncios

Deja un comentario