Anuncios

En sentido contrario, opuesto a la noche,

cabizbaja y triste.

Recordando un perdón que me hace daño,

no logro olvidar por qué lo hiciste.

Cementerio de olores y palabras,

agitando las manos de manera sórdida,

no hemos partido, estamos aquí.

 

 

Desandando, a donde nunca debí llegar,

cansada y temerosa.

Afrontar la verdad es cruel y aniquila,

tanto marca el dolor que deja de doler,

pero te hiere y provoca sed.

Una sed que es peligrosa, pide sangre.

Tanto pide que te va consumiendo,

tus demonios revueltos, la mar en calma.

 

 

¿Buscando un mañana en un presente

incierto e inhóspito?.

Desear mala suerte es condenarte a llorar,

la vida te devolverá sus fracasos,

multiplicados, y divididos,

te dedicarás a recoger cada fragmento.

Eres fuerte, me dijo un amigo,

ser débil, es un problema sin solución.

 

 

Entonces entendí que la solución no es,

ni importante, ni urgente.

Llamar problema a lo que no tiene solución,

ese se hace, el mayor de los problemas.

Hoy le sonrío a la vida, sin muecas,

sin esperar que la vida me sorprenda,

sin expectativas de lo que creía que era,

la vida me tiene a mí para sorprenderla.   

 

 

Yaneli Morales.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas